viernes, 20 de enero de 2017

Cadena perpetua contra el general Morales Bermúdez - La Razón

Cadena perpetua contra el general Morales Bermúdez
Sergio Tapia

            No me sorprende que el proceso judicial instaurado en Italia contra el general Morales Bermúdez, hay concluido sentenciándolo a cadena perpetua.
Una vez más la justicia, tuerta por la ideología socialista y enceguecida por el odio de la subversión comunista, le cobra al ex-presidente del Perú Francisco Morales Bermúdez.

Las semblanzas que circulan del general, dan cuenta de sus altas calificaciones como estudiante escolar, cadete militar y oficial-alumno en diversas maestrías en el exterior. Su historia familiar lo entronca con la estela militar y la vida política, su bisabuelo fue combatiente en la Guerra del Pacífico, posteriormente perteneció a las filas políticas del héroe nacional Mariscal Cáceres, y fue presidente del Perú a finales del siglo XIX.

El mismo general Francisco Morales Bermúdez, fue ministro del entonces Ministerio de Hacienda y Comercio (hoy Economía y Finanzas), y lo fue en dos oportunidades: en democracia en 1968, durante el gobierno de Fernando Belaunde, y desde 1969 con el gobierno de facto de Velasco Alvarado.

Llama la atención que en el gobierno inaugural de Acción Popular, que se caracteriza por el activismo descollante de sus partidarios, fuese un militar en actividad, no partidarizado, el ministro seleccionado políticamente en temas de economía.

Fue presidente de la República de 1975 a julio de 1980, mediante un pronunciamiento de las Fuerzas Armadas, para reemplazar a Velasco Alvarado, debido a su deformado gobierno socialista. Durante la administración del general Francisco Morales Bermúdez, se allanaron los caminos para la restauración de las libertades políticas y electorales. Es un restaurador del sistema partidocrático, y el liquidador de la revolución socialista impuesta en el Perú por los comunistas y socialistas de múltiples agrupaciones marxistas. Este es su demérito para entender la sentencia italiana que avergonzará su sistema judicial. No es un militar de izquierda, no goza de los privilegios y fueros que las izquierdas globalizadas saben dispendiar a los suyos (como a Fidel Castro en Cuba, Juan Velasco en el Perú, los miles de terroristas beneficiados con rebajas de penas e indultos en nuestra Patria y Hugo Chávez en Venezuela).

Jurídicamente poco se puede analizar de una sentencia de la que sólo se han distribuido las 3 páginas que contienen las condenas. Los fundamentos serían puestos a conocimiento público en tres meses más.

Mientras tanto, hay que recordar que la extradición solicitada por Italia al Perú fue oportunamente desaprobada, el juicio es violatorio de principios como el de juez natural y juez competente por razón del territorio, y también viola el privilegio de la protección de las leyes penales del Estado peruano a sus ciudadanos, también sobre la prescripción de la acción penal.

Del lado contrario, los principios son la justicia universal suscitada por el destituido juez español Baltasar Garzón por la que cualquier juez ideologizado puede condenar a quien sea en este mundo; la aplicación inmisericorde del derecho penal del enemigo (ningún derecho ni piedad al enemigo ideológico del comunismo), y la deformante interpretación de los derechos humanos por los socialistas infiltrados en organismos internacionales. Desde esta suma de fatídicos errores, se explica esta sentencia.

Y, un factor más, durante el proceso se observó el gran interés de su promotor Raúl Fernando Séndic, actual vicepresidente de Uruguay, quien ha utilizado recursos estatales de su gobierno para influir en el sentido de la sentencia. Cabe recordar que él es un militante comunista, hijo del fundador del grupo terrorista Tupamaros del Uruguay; hoy es el vicepresidente de la nación uruguaya.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 20 de enero de 2017, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

La ilegitimidad política de PPK - La Razón

La ilegitimidad política de PPK
Sergio Tapia

            El más grave problema político-jurídico de gobiernos y regímenes es el de su legitimidad. La legitimidad puede ser de origen o de ejercicio.

La legitimidad de origen mira el cumplimiento de la formalidad en la sucesión de los gobiernos. Y, en esta perspectiva, la presidencia de PPK no ha sido cuestionada, aun cuando sus opositores hacen mayoría en el Congreso.

La legitimidad de ejercicio, es más importante, porque observa cómo se gobierna, qué fin o propósito tiene en miras la autoridad política. La legitimidad de ejercicio es de mayor importancia que la de origen, porque es la dimensión que pone en juego el fin de la sociedad y del estado, así como el bien común. Ponderar la legitimidad de ejercicio de PPK, en su primer semestre de presidente, lamentablemente no da resultados positivos.

Para explicarse qué ha venido sucediendo durante el primer semestre gubernamental de PPK, es necesario discernir como una causa remota su inclinación a las izquierdas, una vez obtenido los resultados favorables en la primera vuelta. No ha de olvidarse que PPK expresó al periodismo, el 11 de abril, su deseo de visitar en la cárcel al dirigente marxista Gregorio Santos, ese obstruyó una importante mega-inversión en minería en Cajamarca y que permanecía preso por corrupción como presidente regional. Al instalar su gobierno, PPK ha sido permisivo a las influencias de las izquierdas que regentan importantes ministerios.

Hay ausencia de legitimidad en las decisiones adoptadas por PPK y su consejo de ministros, porque ha legislado injustamente (y ha decidido ilegítimamente medidas de gestión ministerial) en materia de vida humana, noción de persona, fortalecimiento de la familia y promoción del matrimonio verdadero. Es un profundo error político de PPK en el ejercicio de su gobierno.

Frente al gobierno que se ilegítima por la medidas que adopta, se justifica la resistencia ciudadana. La Constitución denomina “insurgir”, lo que en castellano se dice sublevarse. Hay diversos grados de resistencia, exigir la derogación de los decretos y no acatar su cumplimiento, son las dos primeras expresiones de la resistencia. El primer grado de la resistencia ciudadana ya viene sucediendo, desde hace tres semanas, en Lima y provincias, mediante plantones, marchas, actos de oración públicos, exhibición de banderolas en puentes urbanos, etc.

El Congreso atento a la voz del pueblo ofendido, debe de intervenir y dejar sin efecto los decretos que imponen la visión de la ideología de género en el orden individual y social. El Congreso debe intervenir con prisa y sin pausa, frente a los decretos legislativos perversos

Salvaguardar el orden político-social del Perú es una exigencia ineludible de la representación popular mayoritaria que ostenta este Congreso de la República.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 13 de enero de 2017, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 6 de enero de 2017

Es remediable la corrupción en la política - La Razón

Es remediable la corrupción en la política
Sergio Tapia

La partidocracia es sustituta de la democracia. Que, engendra connivencia, suscita subjetivismo, promociona intereses de grupo, abona la visión sectaria y predispone a imponer la injusticia. La partidocracia degrada porque prioriza el partido frente a la Nación, porque no promueve el bien común, porque inflama afán de poder y porque no está al servicio de la persona humana mediante las funciones de Estado. Ejemplo vil de partidocracia, en nuestros días, es la imposición de la ideología de género por el gobierno de PPK.

La partidocracia es estrechez mental; sólo ve, reconoce y censura la corrupción del oponente. Nunca la propia, ni la de los adláteres. Lo que socava las bases del orden político; caricaturiza y falsifica la democracia. Es ilegitimidad y delincuencia al gobernar, es mediocridad sin virtudes y es conducta pública maliciosa. Es servirse del poder.

Es indignante la deshonestidad de los políticos. Quienes nos perjudican con su mentira, inmoralidad y latrocinio. La deshonestidad campea en la política. La mentira es “la” conducta políticamente correcta. La inmoralidad es marca y sello en los políticos. Se apetece la política, para robar.

¿Hay que dar término a esta putrefacción de la política? Platón decía que la mediante la ley se educa al adulto. Recuperemos el valor de la ley para respetarla. Dar contenido a la ley para que tenga valor. Exigir que la ley consagre la realización del bien, y disponga que el mal sea evitado. La ley debe edificar al ciudadano por la virtud, y otorgar fuerza al político para que haga el bien y evite el mal.

Es indispensable exigir al político que discierna, sostenido por la ley natural y por la ley positiva legítima, para que elija con base en valores e ideales.

Cambiar la política, es cambiar el contenido de los políticos, dándoles sustancia a sus conciencias.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 6 de enero de 2017, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

sábado, 31 de diciembre de 2016

Género: Ideología o dictadura - La Razón

Género: Ideología o dictadura
Sergio Tapia
            Estas reflexiones las dedico en memoria del sacerdote Juan Claudio Sanahuja, recientemente fallecido el 23 de diciembre en Buenos Aires. Un prócer en materia de denuncias sobre los orígenes siniestros de la ideología de género. Publicó diversos libros, cuyos títulos revelan originales perspectivas de la novísima dictadura de género: “El gran desafío, la Cultura de la Vida contra la Cultura de la Muerte” (1995), “El desarrollo sustentable (2003), “¨Poder Global y Religión Universal” (2010, y 2016 edición post mortem), “El gran desafío” (2014). Asimismo fue promotor y editor del servicio de información, por vía electrónica, “Noticias Globales” desde 1998, dedicado al seguimiento y análisis de la gestación de los documentos que sobre género y en general la anti-vida elaboran los organismos internacionales, como la ONU y la OEA. Además, desde el 2001 editó “Notividas”, con similar contenido en relación a la producción legal y actuación política en la República Argentina.

El tema es de actualidad particular en el Perú, debido al inusitado empeño del presidente PPK, que con muy escasos meses de gobierno juega su estabilidad política y las condiciones de gobernabilidad. PPK lo apuesta todo, para imponer la ideología de género, mediante un plan educativo gestado desde hace años por el gobierno de su predecesor (el socialista Ollanta Humala).

Este afán de imponer a toda costa, de manera transversal en todo el currículo escolar, a los niños desde los 3 años de edad; revela la transformación de la ideología de género en dictadura político-cultural. Contra los artículos 1, 13 y 16 de la Constitución Política; PPK pretende dictar contenidos educacionales, tergiversando la sexualidad humana, contrariando la opinión de los padres de familia, el sentir mayoritario de la ciudadanía y la libertad de enseñanza de las instituciones educativas.

Las consecuencias son indeseables para la República, porque hiere sustancialmente la legitimidad del gobernante de turno. Además, de ser un peligro, pues, toda dictadura conlleva persecución y penalización en perjuicio de quienes se atrevan a disentir y resistir.

De otro lado, el género como clasificador de seres humanos, es una ideología. Porque es una múltiple equivocación: ontológica, antropológica, biológica, genética y moral. Es un error perversamente presentado como verdad. Igualito que el marxismo y el nazismo, ambas ideologías también.

Como toda ideología, es un reduccionismo de la verdad científica y de la comprensión metafísica de la realidad. Esto es la visión de género.

Parte de Europa experimentó la aplicación del cruel programa de transformaciones nazi, y lo penalizó universal e imprescriptiblemente. También el mundo ha sufrido –y algunos países aún lo sufren, entre ellos el Perú-, la inhumanidad de la imposición de la ideología comunista, que aún está a la espera de ser debida y convenientemente penalizada. Su demora se explica porque sus agentes aún controlan circuitos del poder mundial y nacional.

Ahora, el gobierno del presidente PPK se caracteriza, en sus inicios, por abanderar una revolución sexual. Lo que no estaba predicho, debido al perfil personal de PPK y a lo que prometió electoralmente.

Se predecía que la presidencia de PPK, obtendría rápida y eficazmente, la restauración del maltrecho aparato productivo multisectorial, estrepitosamente venido a menos gracias al gobierno socialista e incapaz de Ollanta Humala.

Pero, en economía la crisis sigue. Y, el gobierno le suma una conmoción socio-cultural con la ideología de género, aplicada dictatorialmente. ¿Y el Congreso, fiscalizador? De vacaciones, hasta marzo.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 30 de diciembre de 2016, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Género y babelismo - La Razón

Género y babelismo
Sergio Tapia

            ¿PPK dónde estás? Son varias semanas de reacciones y censuras del pueblo contra la reforma ideológica que impulsa la tecnocracia enquistada en el Ministerio de Educación. Se pretende introducir, inconstitucionalmente, la ideología de género en el currículo de todos los niveles de la educación escolar. La operación ideo-política presume que alterará la educación, desde los infantes de 3 años de edad hasta los adolescentes de 16 y 17 años.

            Esto es algo realmente insólito. Porque ha producido la primera crisis política grave al presidente PPK. Es agudamente grave -en términos de gobernabilidad y estabilidad- que le bajen un ministro de estado mediante el mecanismo demo-constitucional de la censura, a un gobierno que tiene menos de un semestre en el poder.

La situación producida acusa la poca sintonía y capacidad de corrección del presidente de la república como de su presidente del consejo de ministros. Quienes a lo largo de todo el proceso de la crisis ministerial del censurado Jaime Saavedra, no acertaron en ninguna de sus decisiones, ni se verificaron sus previsiones, las que fueron sistemáticamente desacertadas. Las declaraciones públicas, además de inoportunas, causaron autodemolición gubernamental.

            En el Perú se padece de acentuada incertidumbre en las definiciones y en los conceptos, que dan fundamento al Estado y a los derechos humanos o fundamentales. Esto pone en riesgo el orden social y político.

            Se viene produciendo ausencia de conocimientos, seguros y claros, en torno a lo que el artículo 1° de la Constitución señala como el fin supremo de la sociedad y del Estado: la persona humana.

Ya no se admite, por algunos, que las personas sean sexuadas por naturaleza (varón o mujer, y sin alternativa a otras inclinaciones; por razones antropológicas, biológicas y morales). Hay de los que insisten sobre la importancia de la orientación sexual, el apetito naturalmente ordenado o desordenado que eleva el accidente y el caso individual a dimensiones sustantivas. Otros agregan la idea, tan distante de la realidad, de no haber sexo en los seres humanos, sino género: masculino, femenino y la opción subjetiva de construirse.

No hay más que ensayar el sentido común, para darse cuenta de tanta barbaridad que se comete desde el ideologizado Ministerio de Educación, violador constitucional de la identidad personal, de la libertad de enseñanza y de las funciones estatales en materia educacional.

Diario La Razón, Lima, viernes 23 de diciembre de 2016, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

¿Censura a quién o a qué? - La Razón

¿Censura a quién o a qué?
Sergio Tapia

            El Ministro de Educación Jaime Saavedra fue censurado ayer. No es un acontecimiento antidemocrático. La Constitución luego de desarrollar la naturaleza y facultades del Poder Ejecutivo, ubica la institución de la censura ministerial a partir del artículo 132, el capítulo se titula “De las relaciones con el Poder Legislativo” (es decir, de las relaciones que tiene el Poder Ejecutivo).

            La censura es un mecanismo constitucional, es un pronunciamiento adoptado democráticamente, que requiere que el ministro a censurar sea previamente escuchado, exige debate político y que se adopte la decisión por una significativa mayoría de congresistas.

            Las izquierdas, hoy variopintas por táctica política, se han distribuido en los diferentes ámbitos político-partidarios, y están en el Poder Ejecutivo controlando los ministerios sociales y los de seguridad y defensa. Además, están en otros enclaves del Estado: en el Poder Judicial, en las fiscalías correspondientes, en el Consejo Nacional de la Magistratura. Componen su propia bancada en el Congreso, pero tienen agentes partícipes en el resto de las bancadas congresales. Las izquierdas en el Perú han demostrado que pueden mimetizarse en cualquier gobierno, y desde el poder intentar realizar su propia agenda revolucionaria.

            El Ministro de Educación Jaime Saavedra, censurado, es un agente de las izquierdas, signo vinculador de los gobiernos sucesivos de Ollanta Humala y de PPK, como Ministro de Educación de ambos. No es un profesional de la educación, entonces ¿cuál ha sido su “secreto” para ser Ministro de Educación en dos gobiernos sucesivos, y aparentemente presididos por individuos de signo ideológico tan contrarios como lo son Ollanta y PPK?

            La censura recae sobre la persona del ministro, es reprobación individual a Jaime Saavedra. Pero, en este caso, es desaprobación sustantiva de la intención de implementar la ideología de género en el ámbito de la educación nacional.

            Nosotros esperamos de los parlamentarios que, formularon ayer el voto de censura, avizoren las exigencias de nuestra realidad educativa nacional, y ejerzan el debido control político, para que cese la influencia nefasta de la ideología de género.

            Hoy se realizan dos movilizaciones ciudadanas, en Lima y Arequipa, y vendrán otras muchas más. Los padres de familias y la gente sensata abominan del Currículo Nacional de Educación Básica aprobado por el censurado ministro Saavedra, porque destila ideología de género. La censura no debe restringirse a la persona de Saavedra, sino a toda su obra ideologizadora en el Ministerio de Educación.

Publicado en el diario “La Razón”, viernes 16 de diciembre de 2016, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

Pederastía: el Currículo de Educación Saavedra - La Razón

Pederastia: el Currículo de Educación Saavedra
Sergio Tapia

            El Ministro de Educación Jaime Saavedra aprobó el Currículo Nacional de Educación Básica, destinado a todos los niveles de la educación escolar, a partir de marzo de 2017. Es decir, para los niños desde los 3 años hasta los adolescentes de 17 años, que corresponde a Inicial, Primaria y Secundaria. El objetivo de este documento es establecer lo que en la etapa escolar se debe aprender y cómo debe comportarse en la vida.

            En la página 7 del documento se establece que la educación básica tiende a que el estudiante “viv[a] su sexualidad estableciendo vínculos afectivos saludables”. En la pág. 8 consigna que la educación básica tiende a que el estudiante “asum[a] (…) la equidad de género (…) como forma[…] de convivencia”. En la pág. 11 establece que uno de los 11 principios educativos es “la igualdad de género”. En la pág. 27 al desarrollar la “competencia construye su identidad”, establece que el estudiante “valora su cuerpo, su forma de pensar, de sentir y de actuar desde el reconocimiento de las distintas identidades que lo definen” las que, entre otras, son la “sexual” y la “de género”.

            Adicionalmente, el Ministro Segura afirmó en una entrevista, ante un importante medio de prensa, que los niños además de tener sexo, también tienen orientación sexual, la que debe ser respetada.

            Es decir, la concepción antropológica de este Ministro de Educación es, contra toda base científica, que la persona construye su identidad masculina, femenina o indefinida, hasta contra su propia naturaleza biológica y determinación sexual natural. De tal manera que, desde estudiante de Inicial (desde los tres años de edad), puede tener orientación sexual diferente a la determinada por su naturaleza, biológica y sexual.

            Por lo que, el Ministro de Educación Saavedra, propende debilitar la identidad ontológica, antropológica y biológica sexuada del escolar peruano, y adopta un planteamiento que proviene de la ideología de género, que postula la legitimidad de libre determinación masculina o femenina, o de ninguna de ellas, como decisión libérrima.

            Además, Saavedra propone que este libertinaje de conducta y de costumbres, debe ser puntualmente respetado por y desde la escuela, en cualquiera de las etapas de la educación básica (escolar), desde el Inicial de 3 años hasta la Secundaria de 17 años. El modelo educativo de Jaime Saavedra sirve para la indignidad de los escolares, y para la satisfacción de quienes tienen inclinaciones eróticas hacia los niños (los pederastas).

            El Currículo educacional Saavedra es aberrante. Merece ser desautorizado por cualquiera de las vías que lo faciliten: la resistencia política activa y pasiva de la ciudadanía (padres de familia y ciudadanía en general), el control parlamentario o el pertinente proceso judicial constitucional (por sus múltiples inconstitucionalidades violatorias de los artículos 2°-19, 13°, 15° y 16°).

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 9 de diciembre de 2016, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

PPK: ¿Quo vadis? - La Razón

PPK: ¿Quo vadis?
Sergio Tapia

            ¿Adónde vas presidente, y contigo tu gobierno. Hacia donde arrastran al pueblo peruano?

PPK ya has superado los primeros 100 días, y tu administración suena pero no se siente, hay vacío de gobierno. Lo que suenan son los alborotos palaciegos, promovidos por la corrupción de tu asesor personalísimo, la de uno de tus parlamentarios de suma confianza y de varios de tus ministros, como el encargado de la Defensa -quien rodeándose de placeres- no dignificó el encargo de conducir nuestra Fuerza Armada, conformada que por peruanos que exponen su vida, velando por la seguridad de nosotros, y de tu gobierno.

Del Congreso de la República no tienes derecho a quejarte, porque la oposición (que son casi todos) te ha concedido las condiciones de gobernabilidad que requieres. Te puedes quejar de tu propio partido, que son pocos parlamentarios, que aún no se elevan como lo exigen las circunstancias.

Te han creído capaz de administrar con acierto la economía. Pero, tu gobierno está creando fisuras en las bases del aparato productivo nacional. Maltratar inversionistas es comprensible en un gobierno mentecato e izquierdista, como el que practicó Humala. Pero, no el tuyo. No por lo que parecía que representabas personal y profesionalmente. Lo cierto es que tu gobierno asume roles anti-inversionistas, en minería y turismo, lo que ya desde fuentes liberales te lo espetan, sindicándote que incubas una parálisis económica en el país.

Tu Ministerio del Interior no desata nudos para restaurar la paz y seguridad que requieren nuestras ciudades y carreteras. Peor es tu Ministerio de Justicia, que invita a la Comisión Interamericana de DDHH para que eche más leña contra nuestra industria minera.

            Habrás visto, PPK, que los padres de familia salen a las calles, convocan a plantones, suscriben declaraciones y propician marchas de protesta. Porque tu Ministerio de Educación pretende aplicar la ideología de género a nuestros bebés de inicial, los niños de primaria y los adolescentes de secundaria. Y, tú que juraste gobernar con los diez mandamientos, hace cinco semanas.

El 7 de diciembre habrá un plantón más de ciudadanos protestando por tu Ministerio de la Mujer, y el 16 de diciembre una gran marcha frente a tu Ministerio de Educación. Tus ministros, PPK, no están al servicio de la sociedad, sino de la ideología y el interés.

Tú que consagraste el gobierno y tus funcionarios al corazón de Jesús y de la Virgen María, haz que tu gobierno no dañe la familia. PPK estás a tiempo de rectificar tu administración, la resistencia ciudadana te lo exige.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 2 de diciembre de 2016, p. 6



Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 25 de noviembre de 2016

Ideología de género: escándalo educativo - La Razón

Ideología de género: escándalo educativo
Sergio Tapia

            Hoy, a partir de la 1.00 p.m. habrá el segundo platón, un medio de protesta permaneciendo parado un buen rato, frente al edificio del Ministerio de Educación, en San Borja.

Esta resistencia ciudadana, es por la amenaza de la aplicación de un nuevo plan de estudios, para los bebés de educación inicial, los niños de primaria y los adolescentes de secundaria.

Con el nuevo currículo de educación básica se pretende implantar la “ideología de género”. Es decir, el error conceptual con graves consecuencias para la ética individual y la moral pública. La ideología de género desvirtúa la sexualidad humana, que debe ser apreciada desde la ontología (el ser del varón y la mujer, que son ambos seres humanos, pero constitutivamente, diferentes); desde la antropología (el genio de mujer la hace muy diferente al varón) y desde la biología (cerebralmente diferentes, y también cromosomáticamente por lo que todas las células y órganos son masculinos en el varón, y femeninos en la mujer).

La “ideología de género” decide sin ningún fundamento, que no hay diferencias sexuales entre los seres humanos, y lo que hay es género. La Real Academia Española de la Lengua /RAE) ya ha advertido no seguir confundiendo sexo con género. El sexo (varón y mujer) en los seres humanos y en muchas especies de animales (macho y hembra), es distinto al género, que es una construcción gramatical, de cada idioma, para distinguir las palabras en masculinas, femeninas y neutras: “balcón” es masculino en castellano, y “mesa” es femenino, pero no tienen sexo (el balcón no es un macho, ni la mesa es hembra). Pero, las palabras tienen género gramatical (son masculinas, femeninas o neutras). Esto ya ha sido aclarado y rectificado hace años por la RAE, cómo “nuestro Ministerio de Educación” yerra en algo tan elemental para la educación de nuestros escolares.

No es un error que se disculpe o perdone. No hay atenuantes. Es error perverso, mal intencionado, ideológico, del que el Ministro de Educación tiene responsabilidad política.

Nuestra Constitución consagra el derecho de toda persona a su identidad cultural (que viene de sus principios religiosos, morales, filosóficos), y con respecto a la cultura de la Nación peruana el Estado está obligado a protegerla (art. 2, 19).

El educando tiene el derecho a una formación que respete su identidad (art. 15). Constitucionalmente se acepta la legitimidad del orden natural al garantizar la libertad de enseñanza, y se reconoce el derecho irrestricto de fundar y conducir entidades educativas. El Estado, en materia educativa, está limitado, porque debe coordinar la política educativa y formular lineamientos generales de los planes de estudios (art. 16).

Por lo tanto, el currículo nacional de educación básica, es inconstitucional, rebasa las atribuciones estatales.

Mientras tanto, sigo esperando que PPK haga honor a su juramento de gobernar con los 10 mandamientos, y honre la consagración de todos los funcionarios de su gobierno al Corazón de Jesús y de la Virgen, que hizo el pasado 21 de octubre.


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 18 de noviembre de 2016

Poder homosexual e ideología de género - artículo La Razón

Poder homosexual e ideología de género
Sergio Tapia

            No es necesario ser muy avisado para darse cuenta que, en este gobierno de PPK, se han desatado tempestades que amenazan  nuestra estabilidad y continuidad como comunidad nacional. Aún, tendremos que aguardar los efectos de aquel juramento de PPK para gobernar guiado por los diez mandamientos y consagrando su persona y su gestión presidencial al Corazón de Jesús y de la Virgen María.

Mientras tanto, estamos inundados de expresiones como el lobby gay, poderes fácticos, ideología de género, transexualismo, feminismo revolucionario, derechos humanos legitimadores de la orientación sexual, etc. Que forman parte de un novísimo vocabulario que ha penetrado en nuestra República, contaminando el debate parlamentario, las sentencias (del PJ, el TC y el JNE), los planes de gobierno de algunos partidos, así como las directivas, guías y planes de los ministerios del poder ejecutivo.

El común denominador de todo esto es que provienen de grupos insignificantemente numéricos (que no son representativos de mayorías que califiquen para adoptar decisiones democráticas) y tienen a su servicio el poder mediático que unido al activismo frenético aparentan ser más de lo que realmente son y representan.

            Esta guerra político-cultural con la que arremete la ideología de género promotora de la homosexualidad, es un tema arduo en el que hay alianzas militantes de amistad y de enemistad. Percibimos, ya, que en la Nación se distingue entre los que son respetuosos del Orden Natural y Cristiano (consustancial a nuestro Ser y Esencia nacionales), de los que sirven subyugados a la embriaguez de la ideología mentirosa, al eslogan vacío de racionalidad, a la importación de actitudes foráneas y al servicio de cuantiosos y obscuros dineros.

            Es alentador que la destacada Red de Jóvenes Provida convoque a un segundo Plantón el próximo viernes 25 a partir de las 3 p.m. frente al Ministerio de Educación, para expresarse contra la guías de deformación de la identidad sexual que se aplicarán en el año escolar 2017, por lo tanto cita imperdible para los padres de familia.

Anima constatar que los movimientos evangélicos hagan intensa tarea para contener la expansión de la inmoralidad, entre los merece destacar al Movimiento Misionero Mundial, así como la Radio-TV Bethel.

Consolida que obispos y sacerdotes se afanen en instruir a sus fieles para este combate. La convocatoria en defensa de la moral pública se hace desde diversas organizaciones, plataformas y ligas pro-vida, entre las que destaca la Asociación Pro Defensa de la Vida. Hay trabajo médico y social intenso por la antigua CEPROFARENA. Y prosigue la labor jurídica eficaz por la ong Sin Componendas.

Saludo el esfuerzo concertador de la nueva fundación: Resistencia por el Orden Natural, la Vida y la Familia. Denominación que sintetiza los objetivos que requieren ser consolidados en nuestro tiempo.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 18 de noviembre de 2016, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 11 de noviembre de 2016

Sentencia TC 6040: golpe de estado

Sentencia TC 6040: golpe de estado
Sergio Tapia
            El golpe de estado es que un grupo de personas desplace a las autoridades legítimas, para sustituirlos en sus funciones. Es una acción arbitraria, ilegal y desprevenida, que no requiere rebeldes u opositores al sistema, porque se puede perpetrar desde un órgano del Estado contra los demás.

            Desde el martes 8 de noviembre, se hizo pública una sentencia aprobada por cuatro miembros del Tribunal Constitucional, por la que técnicamente perpetran un golpe de estado. Tal como es descrito por los otros tres magistrados de ese tribunal, quienes califican a sus colegas golpistas de haber realizo esfuerzo intenso y con necesidad extrema para introducir la ideología de género en el Perú, con el afán de favorecer al residente en Francia, Rodolfo Enrique Romero Saldarriaga, quien con tratamientos contratados en Europa, se “siente” mujer, y que no sólo quiere llamarse “Ana”, sino que en su DNI se le identifique como “mujer”. Lo que podría tener como efecto, en el Perú, el matrimonio homosexual, porque cromosómicamente y biológicamente Rodolfo (Ana) es un varón, quien podría casarse con otro varón, por la falsedad de su identidad como mujer, en el DNI que le autoriza esa sentencia del TC.

La disparatada Sentencia causa despropósitos jurídicos. Crea el precedente para interponer amparos contra sentencias firmes del Tribunal Constitucional, por lo que los procesos no acabarían nunca. Usurpa funciones del Congreso, porque cuatro miembros del TC disuelven la Constitución y modifican a su antojo dos códigos procesales, para legitimar la demanda de Rodolfo (o de Ana), quien residiendo en Francia según su DNI, eligió presentarla indebidamente a un juez de Tarapoto, Félix Romero, que tiene antecedentes de favorecer con sus sentencias este negocio de género. La corrupción ha sido avalada por la sentencia golpista.

Los fundamentos indebidos abundan: traducciones erróneas de sentencias europeas en DDHH, referencias a sentencias de la Corte IDH que no tratan el tema del cambio de sexo y mentir sobre la jurisprudencia anterior del TC para dejarla sin efecto. En suma, una intolerable usurpación, que debe ser denunciada y sancionada por el Congreso, destituyendo a sus autores.

            La decisión es ideológica, no tiene fundamento científico. En la sentencia se afirma que la OMS decidirá en el año 2018 (eso se dice, aunque Ud. no lo crea), que la transexualidad no es patología.

            Pero, más grave aún es que la sentencia de marras nos deja sin Constitución, al sostener que los textos legales por naturaleza son “contenidos indeterminados”, lo que les faculta a ellos mismos establecer en sus futuras sentencias cuál ha de ser la constitución real del Perú. Pues, será, la que les de la gana a estos cuatro jueces que pretender disolver el Congreso.

            Los congresistas están en la obligación de fiscalizar a los funcionarios autores este desaguisado, aplicarles los artículos 99 y 100 en defensa de la misma Constitución, destituirlos, denunciarlos penalmente y designar a sus reemplazantes, quienes de inmediato deberán dejar sin efecto sentencia tan malvada, por ser inhumana.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 11 de noviembre de 2016, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 4 de noviembre de 2016

Inhumanidad y DDHH - artículo La Razón

Inhumanidad y DDHH
SERGIO TAPIA T.

            Si la ley (y con ella las constituciones políticas, así como las sentencias judiciales nacionales o internacionales) se redujera a ser sólo una arbitraria decisión de quien tenga atribución para aprobarla, se pondría muchísimo en riesgo, por cuanto podría volverse legítimo hasta lo que por naturaleza es repudiable.

            La subordinación a la realidad de lo que el ser humano es, por propia naturaleza conocida mediante la ciencia, es el fundamento más sólido de la acertada formulación de los derechos humanos, o derechos fundamentales de la persona humana. Porque el derecho no es una carrera frenética de leyes que inventan lo que la persona debería ser, según la concepción ideológica del autor de la ley. El derecho es el reconocimiento de la realidad que surge de la naturaleza de la persona, y ésta objetivamente captada con la ayuda de los conocimientos objetivos de la ciencia.

Sin embargo, hoy, por desgracia, observamos que la ley (tanto la que se elabora en el parlamento en las naciones, como la ley internacional que se expresa mediante los tratados aprobados por plenipotenciarios que representan gobiernos de Estados), viene desquiciándose de su recto origen y leal finalidad, al estar sometida a los vaivenes de las ideologías de turno.

La ideología es de por sí, una deformación en la captación de la realidad, debido a la prejuiciosa manera de entenderla. Las ideologías son producto del racionalismo, y éste tiene como fruto comprender la realidad sólo como formulación de ideas subjetivas negadoras y contradictorias de la realidad objetivamente aprehendida.

Las ideologías históricamente han sido tres, todas nacidas o culminadas en la edad contemporánea: El absolutismo monárquico sirviente del deformante principio del derecho divino de los reyes, que erigió a los monarcas como soberanos con derecho irrestricto a conducir los Estados como les diera la gana; el liberalismo consagrante de los derechos absolutos del individualismo antisocial, cuya expresión aún subsistente es el capitalismo salvaje, y los socialismos que son una diversidad de ofertas que van desde el comunismo desastroso hasta el nazismo, todo un abanico de sistemas antihumanos consumadores de los crímenes más perversos.

Pero, hoy en día campea en los predios donde se elaboran las leyes, una nueva visión racionalista y subjetiva, negadora de la realidad y perversa contra la misma naturaleza humana: la ideología de género. Portadora del reduccionismo sexual y el desquiciado invento de re-inventar el hombre como a cada uno le dé la gana; heredera de las más infames caricaturas del ser humano provenientes de las tres ideologías predecesoras. Es la que sostiene la legalización del aborto, de la eugenesia y de la eutanasia; es la que nos sorprende con las re-elaboraciones de lo que es el ser humano sin naturaleza definida y reconocible y como resultado de una invención decidida subjetiva y malsanamente, como lo es la que se expresa con la repudiable sigla de LGTBIQ.

La ley ha de ser el reconocimiento de la realidad del ser humano, y no debe reducirse a convertirla en una re-invención del ser humano que alguien quiere re-diseñar, porque sería lo más antihumano que podría ser producido por el mismo hombre: la formulación de unos DDHH antihumanos.

Publicado en el diario La Razón, Lima, viernes 4 de noviembre de 2016, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 28 de octubre de 2016

PPK, la consagración como hoja de ruta

PPK, la consagración como hoja de ruta
SERGIO TAPIA T.

            El viernes 21 de octubre, es un mes de especial devoción manifestada por procesiones numerosísimas acompañando el paso del Señor de los Milagros, el presidente de la República ejerciendo “la autoridad que se me ha otorgado” declaró bajo juramento “cambiar todo lo que nos separa de” Dios. Previamente había puntualizado que “con la autoridad que se me ha otorgado, hago un acto de consagración de mi persona, mi familia, aquí presente mi esposa, y la República del Perú”.

            No es la primera vez que la Nación peruana se consagra a Dios, tampoco que lo haga un presidente de la República. El 12 de diciembre de 1954, con ocasión de la clausura del V Congreso Eucarístico Nacional, ante más de doscientas mil personas, en Lima, Manuel Odría presidente de la República señaló que “la fe católica había sido siempre profesada y defendida por el Gobierno Peruano y que ahora la confesaba públicamente”.

            Consagrar, en una de sus acepciones, es hacer sagrado a alguien o a algo. Hace una semana, el presidente de todos los peruanos que “es el jefe del Estado y personifica a la Nación” (Art. 119, Constitución), puso en manos de Dios su “gobierno con todos sus trabajadores y ciudadanos que están bajo mi responsabilidad” y además “ofrezco a “Dios Todopoderoso mis pensamientos y decisiones como Presidente”.

            Una consagración no es un sortilegio. No quita la libertad de las personas y su responsabilidad individual por sus actos. Es una declaración de intenciones, bajo juramento. El presidente expresó esta intención política: “siempre estar consciente de los Diez Mandamientos al gobernar[lo]”.

            Un acto de consagración requiere ser consciente, deliberado y querido. Entonces se entiende que desde los predios católicos se exija rectificaciones al presidente, por las decisiones sobre moral pública que se asoman amenazantes contra la vida y la familia.

La consagración de PPK es una rectificación pro-vida y pro-familia, que debemos creer, esperar y demandar su cumplimiento. Es como la Hoja de Ruta de Humala, por cuyo mérito fue electo presidente, porque se comprometió en no aplicar el chavismo absolutista.

El acto de consagración de PPK es legítimamente constitucional, porque el Estado peruano ni es laicista ni ateo. Nuestra Constitución invoca a “Dios Todopoderoso” en el Preámbulo; reconoce el ejercicio de la libertad religiosa sin límites (salvo la preservación de la moral y el orden público); los ministros y altos funcionarios juramentan ante el Dios crucificado y la Biblia (salvo los no católicos que optan por la promesa), y en el artículo 50 reconoce a la Iglesia Católica como importante elemento de la formación histórica, moral y cultural del Perú.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 28 de octubre de 2016, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

sábado, 22 de octubre de 2016

Subversión y minería - La Razón

Subversión y minería
SERGIO TAPIA T.

Parece extraño que alguien se muestre contrario al progreso económico del país. Parecería extraño que algunos constituyan un club de pensamiento ideológico para pensar la estrategia y las tácticas con la finalidad de paralizar el desarrollo económico que redunda en el desarrollo social. Es más, sería impensable que en la probabilidad de la existencia de esas enemistades, el Estado no se encuentre preparado para asumir roles previsores, ni cuente con sistemas programados de alerta y reacción temprana para el manejo de crisis del orden público y la seguridad de personas y patrimonios privados.

Pero, eso que nos podría parecer imposible viene ocurriendo, desde hace un tiempo, por la responsabilidad inactiva de algunos gobiernos e incluso por cierta complicidad por parte de algunos otros gobiernos. Podemos afirmar que el Estado no aprendió nada después de la inhumana experiencia terroristas de los 80s y 90s. Como si el Perú no hubiera tenido 25 mil muertos a causa de la subversión terrorista marxista, ni la pérdida de incontables miles de millones de soles a causa de la fiebre revolucionaria marxista.

Pero, el marxismo es ideología fría, por lo que sigue y prosigue en su afán de crear zozobra, anarquía, destrucción, desmoralización y profundas crisis éticas, sociales y por supuesto económicas.

Lo cierto es que la causa del problema social en Las Bambas es típicamente una operación revolucionaria antiminera, como ya hemos tenido varias en los últimos diez años, y todas exitosas, a lo largo del país, desde Cajamarca hasta Puno. Ahora le ha tocado el turno a Apurímac, a un yacimiento minero que es el número tres de importancia mundial. No es poca cosa.

La sublevación violenta de masas campesinas, para impedir las actividades de transporte de minerales, es de carácter subversivo.

El gobierno del presidente Kuczysnki hasta ahora no ha dado señales acertadas para explorar soluciones. Todas sus iniciativas desde el Ministerio de Energía y Minas, desde la Presidencia del Consejo de Ministros y desde el Ministro que conduce la Policía Nacional; han sido catastróficamente desacertadas.

Parecería que se adolece de diagnósticos adecuados sobre la crisis subversiva minera, a pesar de que tiene 30 años de gestación globalizada, y 10 años de experiencias que han causado conmociones.

Los revolucionarios antimineros en Las Bambas son los verdaderos responsables del homicidio del comunero Quintino Cereceda Huisa; no los policías. Es un método clásico de actuación para alterar la tranquilidad y el orden.

La conducta de los Ministros de Energía y Minas y del Interior, develan responsabilidad política de la que el Congreso debe exigir cuentas. Sabido es que entre las izquierdas marxistas hay lío, no hay unidad ni concordia. Las izquierdas de Las Bambas imputan responsabilidad política por la muerte del comunero y por el incremento de la crisis en Las Bambas, al izquierdista Ministro del Interior: Un lío entre izquierdistas, que el país no está para pagar los atrasos y la suma de torpezas que se vienen sucediendo.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 21 de octubre de 2016, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/