jueves, 23 de marzo de 2017

Anti-minería e ideología de los DDHH en la OEA - artículo La Razón

Anti-minería e ideología de los DDHH en la OEA
Sergio Tapia

            La realidad de los derechos que surgen de la naturaleza de la persona humana, es innegable. Sin embargo, bajo la cobertura de los DDHH se encubre una distorsión grave, provenientes de la ideología de los socialismos marxistas, la que hace un daño inmenso a las personas y a la sociedad. A la Familia que es el fundamento social; a las sociedades intermedias, como la empresa o centro de trabajo (lugar donde invertimos las horas más lúcidas de nuestra vida diaria), y a la sociedad en su conjunto (la Sociedad Política).

            Hay, pues, visiones sesgadas de los derechos humanos, que no provienen del error individual, ni carecen de malicia. Son tremendas deformaciones ideológicas, con aparatos de poder, con técnicas probadas de manipulación propagandística y de movilización de masas. Lubricadas con fuertes financiaciones de origen oscuro o de fundaciones desviacionistas.

La desviación marxista de los legítimos derechos humanos: El “comunismo” (con esta palabra Carlos Marx le confirió identidad a su movimiento: el término no es insulto), concibe que el hombre está alienado, sufre “trastornos de la personalidad”. Este es un elemento clave de la ideologización marxista -a su militancia y a la población ingenua que puede manipular-. Así los transformará en acérrimos y mortales enemigos de las causas que el marxismo señala para cada alienación. Para el marxismo la alienación es una “dependencia”, de unos con respecto a otros. Pero, no distingue dependencias naturales, legítimas y necesarias (como las de los hijos con los padres, por ejemplo); de otras dependencias que son moralmente ilegítimas o ilegales (como la esclavitud, la disciplina como relación social, la existencia del Estado, la creencia religiosa –el marxismo señala que la religión es el opio del pueblo, lo que transforma ideológicamente a sus seguidores y contagiados en ateos militantes).

Para el marxismo toda dependencia es injusta, y convoca asumir y emprender todas las formas de lucha (moralmente legítimas e ilegítimas; legales e ilegales; en la paz con actividad revolucionaria y en la guerra internacional o subversiva interna).

Me referiré a dos alienaciones, entre varias que el marxismo señala; porque tocan la sensibilidad ciudadana en nuestro tiempo. La alienación “económica” que para el marxismo se origina por la existencia de la propiedad privada. La empresa, para el comunismo, debe ser desnaturalizada y destruida, lo hizo hace algunos decenios, por dentro, con el sindicalismo revolucionario; hoy lo hace por fuera con la dialéctica de las poblaciones circundantes a las zonas de operaciones de las empresas extractivas, por ejemplo. Es el horizonte del crecimiento de los ONGs derecho humanistas revolucionarios; porque la cantera de los DDHH contra los militares se les ha agotado. Y, evitan judicializar casos de innegables violaciones a los DDHH por los gobernantes de los dos últimos decenios, con los que guardan identidad ideológica socialista.

También, el marxismo propende que hay alienaciones, por la existencia de clases socio-económicas y socio-culturales. Aquí se inscribe la campaña contra la familia que es compromiso comunista desde sus orígenes (uno de los libros de Engels es “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”, el mejor testimonio de la equivocadísima visión ideológica del marxismo). A esa secular campaña contra la familia, se unen algunas formas de lucha del denominado movimiento “feminista”, actualmente casi exclusivamente captado y manipulado por los comunistas. Quienes han originado el planteamiento del “género”, que enfrenta dialécticamente a la mujer contra el hombre, pretendiendo sustituir la concepción científica antropo-biológica del sexo, por la “ideología del género”, por ser un planteamiento anti-científico.

Contra lo que hay fuerte protesta pluri-confesional, por las asociaciones de PPFF y por ciudadanos alertas y preocupados. Quienes rechazan la imposición totalitaria haciendo uso de poderes inconstitucionales por parte del Estado.

Desde este año empezó a ser distribuido por los ONGs rectores de la praxis marxista de los DDHH, la publicación: “Pueblo indígenas, comunidades afrodescendientes y recursos naturales: Protección de derechos humanos en el contexto de actividades de extracción, explotación y desarrollo”. Que prioriza la fecha de aprobación del texto, el 31 de diciembre de 2015, y no de su impresión. Se presenta como documento oficial y de exclusiva responsabilidad de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington.

Es sabido que los órganos de protección de los derechos humanos de la OEA, sufren un evolutivo cáncer de penetración marxista, que les afecta credibilidad académica y doctrinal, independencia y legitimidad frente a la soberanía de los Estados, porque promueven con sesgo la protección de demandas sociales ligadas siempre a los intereses de los movimientos revolucionarios. Lo que nuestras Cancillerías deberían enfrentar y dar solución, para intentar el rescate de la legitimidad interamericana de los DDHH.

Ese libro es el compendio del accionar de la subversión de la minería, con el apoyo de los DDHH por la OEA, y con especial énfasis al caso peruano. El Estado y las empresas, ya han sido notificados por tal documento. El pueblo peruano es quién pagaría las consecuencias de atraso social y económico: Guerra avisada no mata gente.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes, 17 de marzo de 2017, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 10 de marzo de 2017

Claves del desgobierno PPKainita - artículo La Razón

Claves del desgobierno PPKainita
Sergio Tapia

            Hubo esperanza por parte de una porción del electorado, que estimó como un acierto la elección presidencial de Pedro Pablo Kuczynski (PPK), economista curtido en la gestión pública y en la política. Él, que no desperdició un solo decenio de los últimos 60 años, para ejercer cargos públicos relevantes, alternando con actividades empresariales y bancarias que le permitían incrementar el grado de influencia social y política.

            Aquel ánimo de una parte del electorado, debido a un economista-presidente, era cuando menos la mejora de la economía nacional. Y, tal esperanza fue estimulada porque PPK se rodeó de ex-ministros de economía para cogobernar: La vicepresidenta y el presidente del Consejo de Ministros.

Pero, los electos y los nombrados han sido estériles e infructíferos. La economía va cada vez más congelada, disminuyen las plazas laborales, no se remozan las inversiones, el Estado no emprende obra pública significativa, hay desazón en los círculos financiero-empresariales.

            Políticamente el régimen carece de partido y de cuadros para gobernar. En la frondosa estructura del Estado aún siguen los altos funcionarios del sustituido gobierno de Ollanta Humala. En cuando a los ministros, los de mayor poder son caviares, que responden al socialismo variopinto. Todos muy duchos en poner en práctica su propia agenda, roja o rosa, desde cargos públicos de un gobierno que sienten que es ajeno a lo suyo, pero mediante el que pueden plasmar sus preferencias y pretensiones.

El intervencionismo caviar explica el terremoto social y moral generado por el ideologizado Currículo Nacional de Educación Básica. Que ha costado la censura parlamentaria de un Ministro de Educación, en los primeros cinco meses de gobierno. Sin embargo, la insistencia pertinaz de los caviares, hace de PPK un presidente obstinado en designar más de lo mismo, nombrando como ministra de reemplazo, a quien es miembro leal y de la confianza ideológica del censurado ministro Saavedra.

            Pero, desde ayer, los días de la Ministra Martens ya empezaron en cuenta regresiva. Cometió el gravísimo error de modificar el revolucionario Currículum Nacional, introduciendo siete definiciones en el glosario terminológico, mediante el cual revela sus intenciones ideológicas, que durante los tres meses transcurridos de su gestión, supo mantener ocultas, recurriendo a declaraciones tenazmente ambiguas.

Con las enmiendas de ayer, ya sabemos hacia dónde nos quieren llevar con la “educación sexual integral (ESI)”, el “género”, la “identidad”, la “igualdad de género”, la “orientación sexual”, el “sexo” y la “sexualidad”. La Ministra Martens ha contribuido a exacerbar la discusión doctrinal y facilita su expulsión política.

PPK ha dilapidado el consenso ciudadano favorable que tuvo por resultados electorales, que por su naturaleza son efímeros. Pero, gracias a su torpe manejo gubernamental de los primeros meses, se ha producido un deterioro más acelerado. PPK ha mal gastado, estafado, malversado y desaparecido su capital político. Quien se acuesta con caviares, amanece muy enlodado en sus agendas socialistas y totalitarias.

Pero, estimo que aún hay luz en el túnel, porque faltan más de 4 años de gobierno, porque la sana y sincera rectificación daría oxígeno al cadavérico gobierno de PPK, que requiere sustituir todo el gabinete ministerial, y no demorar más la designación de cuadros gubernamentales leales con la Nación y eficaces en la república.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 10 de marzo de 2017, p. 6

Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 3 de marzo de 2017

El 4-M y la persona fin supremo del Estado

El 4-M y la persona fin supremo del Estado
Sergio Tapia

            Mañana, sábado 4 de marzo (4-M) se registrará una gesta ciudadana principista, enteramente constitucional y de trascendencia cívica. Tributaria de la marcha que, por más de una decena de años, se realiza los 25 de marzo, exigiendo respetar la vida del niño por nacer. En el caso de la Marcha del 4-M, está destinada a preservar la vigencia de los principios fundantes de nuestra república democrática, como son el ejercicio de la patria potestad, el derecho-deber de los padres de educar a sus hijos y de elegir con toda libertad el sistema de valores religioso-morales y las escuelas donde estudiarán sus hijos.

            El 4-M se ha ido gestando socialmente por participación consciente de la ciudadanía. Surgió a raíz de la confrontación ideológica desatada por un equipo de politizados funcionarios que detentan en la actualidad –y desde el gobierno anterior–, la conducción del Ministerio de Educación. Quienes intentan imponer una revolución educativa, violando la Constitución, el Código Civil, ´el Código de Niños y Adolescentes, la propia Ley General de Educación y todas las leyes peruanas que han aprobado los tratados internacionales sobre derechos humanos.

Se ha develado un afán por ejercer delicadas funciones públicas con violencia irrespetuosa a los derechos fundamentales de los ciudadanos, con el propósito de imponer un “Currículo Nacional de Educación Básica”. Usurpando atribuciones de las que carece la Ministra y todo su Ministerio. La Constitución en su artículo 16 prescribe que el Estado sólo “Formula los lineamientos generales de los planes de estudios”, porque el artículo 13 reserva para los padres de familia “el deber de educar a sus hijos y el derecho de escoger los centros de educación y de participar en el proceso educativo”, y el artículo 14 establece que “La enseñanza se imparte (…), con sujeción (…) a los fines de la correspondiente institución educativa”.

El espíritu y la letra de nuestro sistema jurídico, que da forma a nuestro régimen político, republicano y democrático, reposa en la piedra angular que sostiene todo nuestro orden social: Contar con un Estado suficiente para servir a la defensa de la persona humana y respetar la dignidad de la persona humana. Ambas tareas, defensa y respeto de la persona humana, se proclaman en el artículo 1° de la Constitución como “el fin supremo de la sociedad y del Estado”.

            Mañana, el 4-M, los ciudadanos peruanos saldrán a las calles en todas las ciudades del país, para exigir al gobierno del presidente Kuczinsky que su personal en el Ministerio de Educación desista de la acción maligna que significa aplicar ese ilegítimo Currículo Nacional de Educación, porque está impregnado de ideología de género, la que transgrede la naturaleza sexuada del ser humano, y por tanto es inobservante de aquel límite impuesto al Congreso por el artículo 103 de la Constitución, principio que es de aplicación extensiva a las resoluciones expedidas por el Ministerio de Educación: “Pueden expedirse leyes especiales porque así lo exige la naturaleza de las cosas, pero no por razón de la diferencia de las personas”.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 3 de marzo de 2017, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

domingo, 26 de febrero de 2017

¿Qué es la ideología? - artículo La Razón

¿Qué es la ideología?
Sergio Tapia

            La palabra “ideología”, en el uso común daría a entender una descripción de un conjunto de ideas; pero, en el lenguaje de la filosofía y las ciencias, el término ideología tiene un significado bastante contrario. En las últimas semanas hemos visto que la Ministra de Educación viene negando la existencia de “una ideología de género”, su único argumento para sostener la revolución ética de los contenidos escolares a partir del próximo mes de marzo.

            Para la lengua española, el castellano, la palabra ideología se remite a su origen en el idioma francés. Históricamente, el primer uso del término provino del marqués de Tracy -Antonio-Luis-Claudio Destutt-, filósofo de la Ilustración de la llamada Revolución Francesa. Desde 1801 utilizó la expresión “ideología”, y tras más de una decena de años escribiendo, tituló a su obra de cuatro tomos: “Elementos de la ideología”. Con la pretensión de haber descubierto la base de todo conocimiento humano: la ciencia de las ideas. En realidad la palabra ideología obtuvo su mayor difusión porque sirvió para apodar en el ambiente de las rencillas de los políticos revolucionarios de la época, denominando “los ideológos” al grupo que se oponía al gobierno de Napoleón, entre los que estaba ese marqués de Tracy.

            Con el tiempo la palabra ideología acampó en las ciencias sociales, y aún no concluye el debate sobre su correcto significado. Para un sector, la mención de “ideología” es una calificación de falta de racionalidad y realismo de una doctrina político-social.

            La Iglesia Católica contribuye en este debate mediante su documento emitido por la III Conferencia Episcopal Latinoamericana, realizada en Puebla – México, enero de 1979. A partir del numeral 507, y específicamente desde el 535 al 544, desarrolla la noción de ideología. Identifica en la actualidad de la América Latina dos ideologías perniciosas: el liberalismo capitalista y el marxismo (num. 554). Afirma en el num, 536 que toda ideología “es parcial (…), ningún grupo particular puede pretender identificar sus aspiraciones con las de la sociedad global”. Pero un planteamiento ideológico podría ser aceptable si “los intereses que defiende (…) respeta[n] los derechos fundamentales de los demás grupos de la nación.”.

Pero, en el num. 536 afirma que “Las ideologías llevan en sí mismas la tendencia a absolutizar los intereses que defienden, la visión que proponen y la estrategia que promueven. (…). Se presentan como «una explicación última y suficiente de todo y se construye así un nuevo ídolo, del cual se acepta a veces, sin darse cuenta, el carácter totalitario y obligatorio» (OA 28). En esta perspectiva no debe extrañar que las ideologías intenten instrumentar personas e instituciones al servicio de la eficaz consecución de sus fines. Ahí está el lado ambiguo y negativo de las ideologías.”

Esto nos convence que el denominado enfoque de género, es una ideología.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 24 de febrero de 2017, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 17 de febrero de 2017

Inconstitucionalidades del enfoque de género en la educación - artículo La Razón

Inconstitucionalidades del enfoque de género en la educación
Sergio Tapia

            La Ministra de Educación niega que el Currículo Nacional que se viene implementando desde enero de este año, esté impregnado por la Ideología de Género.

Pero, la “igualdad de género” ha sido elevada como noveno principio educativo, equiparándola a los ocho principios establecidos por la Ley General de Educación que aprobó el Congreso (ver pág. 12 del Currículo Nacional). Hay, pues, ilegalidad e inconstitucionalidad en la Resolución Ministerial 281-2016-MINEDU publicada en El Peruano del 3 de junio de 2016, que aprueba en esos términos la igualdad de género en el Currículo Nacional de la Educación Básica. Es contraria al artículo 8 de la Ley 28044, que establece los Principios de la Educación, y es inconstitucional al sumar un noveno principio –la igualdad de género-, porque el artículo 102-1 de la Constitución reserva como atribución exclusiva del Congreso “interpretar, modificar o derogar” las leyes, y usurpa la potestad presidencial prevista en el artículo 118-8 que sólo faculta reglamentar las leyes sin transgredirlas ni desnaturalizarlas.

Este octavo neo-principio educativo, la “igualdad de género”, es también uno de los siete enfoques transversales que impregnan este nuevo afán educativo (ver pág. 16 del Currículo Nacional). Y, debe acompañar en su aplicación a otros cuatro de esos enfoques: al enfoque Inclusivo o de Atención a la Diversidad, al enfoque Intercultural, al enfoque de Orientación al Bien Común, y al enfoque de Búsqueda de la Excelencia (ver páginas 14, 15, 19 y 20 del Currículo Nacional). Por lo tanto, esta perspectiva de género, está totalitariamente presente en el Currículo Nacional.

En su página web, el Ministerio de Educación se pregunta “¿Qué debemos saber sobre el Currículo Nacional?” y se responde “Este documento muestra la visión de la educación que queremos para nuestros estudiantes”, porque el Currículo contiene los “aprendizajes” a los que “deben orientarse los esfuerzos del estado y de los diversos actores de la comunidad educativa”.

Ambas declaraciones del Ministerio de Educación son inconstitucionales. No observan el artículo 2-2 que prohíbe la discriminación por motivo de sexo y no por motivo de género; violan el artículo 6 que contiene el deber-derecho de los padres de educar a sus hijos. Incumple el artículo 13 que establece la finalidad de la educación como el desarrollo integral de la persona, siendo una sesgada visión la del género, además este artículo hace reconocer y garantizar al Estado la libertad de enseñanza contra esa pretensión del MINEDU de imponer “… la visión de la educación que queremos para nuestros estudiantes” ni los aprendizajes de género sean a donde “…deben orientarse los esfuerzos del estado y de los diversos actores de la comunidad educativa”; además, la Ministra al despreciar la crítica al Currículo, viola ese artículo constitucional, porque los padres de familia tienen el derecho de “participar en el proceso educativo”. Además, el MINEDU es inobservante del artículo 14 que dispone “la enseñanza se imparte (…) con sujeción (…) a los fines de la correspondiente institución educativa” a la que no puede imponérsele “aprendizajes” sobre género tal como los que contiene el Currículo Nacional.

Finalmente, a través del Currículo Nacional se viola el artículo 16 de la Constitución, que sólo atribuye al Estado formular lineamientos generales de planes de estudios, pero no contenidos de aprendizaje.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 17 de febrero de 2017, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 10 de febrero de 2017

Colombia: ¡Ay de los vencidos! - La Razón

Colombia: ¡Ay de los vencidos!
Sergio Tapia

            Administrar justicia es una dimensión sustancial de la vida del ser humano en sociedad. Por lo que el manoseo de los sistemas judiciales, atrae nuestra atención y nos pone en guardia.
Hay un desenfreno por acumular poder, sin buenas intenciones. El totalitarismo es un círculo vicioso, ambiciona el poder político, para reducirlo a acumular riquezas; y, abre el apetito para fagocitarse el ejercicio de administrar justicia. De esto sufren las tres formas clásicas de gobiernos ilegítimos: la tiranía, la oligarquía y la demagogia (que transita por la anarquía y concluye en la oclocracia).
Colombia comparte fronteras con nosotros; y, está sufriendo la imposición descarada de un cambio en su sistema judicial, corrosivo de toda virtud, y demoledoramente subversivo de todo orden objetivo. Se intenta implementar la “justicia transicional”. Un invento de los ONGs que en los últimos 30 años han distorsionado los derechos humanos desde los organismos públicos internacionales. Por la que jueces especialmente seleccionados, en paralelo al Poder Judicial, y de los cuales un tercio deberán ser extranjeros, revisarán penalmente casos concluidos y casos aún no resueltos, para liberar a los terroristas de las FARC y condenar a los militares y policías y civiles que los combatieron.
Es la “justicia transicional” la etapa post-guerrillera que sella con la impunidad a los comunistas, y al mismo tiempo sin equidad y violando toda norma del derecho penal razonable, aplicará con rigor e inmisericordemente, la sobre penalización contra los militares, policías y civiles; como a enemigo vencido.
¡Ay de los vencidos!” Resonó en la Roma del siglo IV antes de Cristo. Frase lapidaria pronunciada por el jefe de los galos, quien adulteró la balanza en la que se debía pesar el oro acordado para aplacar la ira devastadora del conquistador ebrio de poderío frente al rendido.
            Pero, en Colombia, los comunistas no ganaron la guerra. No fue como en Rusia o en China, como en Argelia o en Cuba, como tras la segunda guerra mundial que se disolvieron los estados soberanos de Europa Oriental.
No, en Colombia se luchó y el comunismo no venció a los colombianos. Su sistema político se conserva, aunque putrefacto por el narcotráfico que potencia el delito común. Y, Colombia no confirió a los comunistas, plebiscitariamente, la condición de vencedores. Sin embargo, mágicamente, los acuerdos redactados bajo asesoría cubana, han sido reconocidos por el Congreso, y han admitido que las FARC tienen la condición de vencedores, y a los que defendieron el Estado y a la Nación les darán el trato de vencidos.
Colombia ha de erguirse en este trance, y esquivar esta inclinación a una justicia desdibujada, en la que militares y policías y civiles patriotas, no es justo que ante los disfraces de las togas judiciales, se les diga: “Ay de los vencidos”.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 10 de febrero de 2017, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

jueves, 9 de febrero de 2017

La Ministra de Educación infringe la Constitución - La Razón

La Ministra de Educación infringe la Constitución
Sergio Tapia

Prosiguen las expresiones de insatisfacción ciudadana por la pretensión de la nueva Ministra de Educación de imponer el ideologizado enfoque de género a la educación escolar, para niños (varones y mujeres) desde los 3 años de edad: con la finalidad de cultivarles inclinaciones favorables a orientaciones de todo tipo con tal de negar la pacífica configuración de la heterosexualidad humana, que es lo natural. Todo ensayo en contrario, significaría la extinción de la estirpe.

La ciudadanía no acepta y rechaza el proyecto educativo del gobierno, mediante plantones, marchas, “mesas de diálogo” casi a diario en la sede ministerial de Educación, con ayunos y oraciones, entrevistas y debates.

La filosofía política clásica denominó a estas manifestaciones ciudadanas la “resistencia contra la norma injusta”. Que, en una primera etapa, se expresa de manera “pasiva” mediante actividades destinadas a exigir la derogatoria de la norma injusta. De no ser escuchados los reclamos, a los ciudadanos les asiste legítimamente el derecho de pasar a una segunda etapa: la “resistencia contra la norma injusta”, que es la resistencia “activa”, expresada en la actitud de negarse a acatar la orden injusta emanada del gobernante imprudente.

En ese tránsito nos encontramos. Hay determinación en la ciudadanía que rechaza el currículo escolar por bochornosamente inmoral, por científicamente impresentable, por políticamente desacertado y por ser destructivo de la persona humana.

A lo largo de este mes de febrero, todo indica que continuarán las expresiones de la resistencia pasiva; per en marzo se dará inicio a las clases escolares, y si la Ministra de Educación no deroga la norma injusta que aprueba el nuevo currículo, la ciudadanía disconforme tiene el derecho de manifestar su no acatamiento a la norma injusta: es un derecho fundamental, nuestra Constitución lo denomina “derecho de insurgencia en defensa del orden constitucional” (artículo 46).

El Congreso censuró al primer Ministro de Educación del gobierno de PPK, porque entre otros fundamentos, el nuevo currículo subvierte la noción de persona humana. Extraña que la actual Ministra, haya acentuado imprudentemente la inestabilidad gubernamental, tratando de imponer la repudiada reforma curricular, que afecta la moral y las buenas costumbres que son de orden público, de naturaleza constitucional y legal.

La Ministra de Educación viola varios preceptos constitucionales: Expone a indefensión a la persona y no respeta su dignidad (art. 1°); viola el derecho a la identidad personal y cultural, así como desprotege la pluralidad cultural de la Nación (art. 2°, numeral 19°); no está reconociendo y no está garantizando la libertad de enseñanza, ni está respetando los principios y los fines a los que tienen derecho de poseer las instituciones educativas (art. 13°); no respeta la identidad del educando (art. 15°); asume funciones totalitarias, inconstitucionales, porque el Estado tiene el deber de coordinar la política educativa y sólo puede formular lineamientos generales de los planes de estudios (art. 16°).

El único argumento que repite la Ministra en lo que va de su gestión, es que la ideología de género “no existe”. Pero, el debate no consiste en si hay o no “ideología de género”, sino la introducción del “género” como sustituto trastocador de la naturaleza sexual del ser humano. El “género”, sea como ideología o como enfoque, es contrario a la ciencia y a las propiedades del idioma. Tan desacertada Ministra de Educación, debería dejar de dañar al gobierno de PPK, más de lo que ya está, y renunciar a la función política.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 3 de febrero de 2017, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 27 de enero de 2017

Lava Jato es la corrupción de las izquierdas - La Razón

Lava Jato es la corrupción de las izquierdas
Sergio Tapia

El mayor escándalo de corrupción en Brasil y con inocultables efectos en otros muchos países, no se agota ni termina en investigar al conglomerado de empresas Odebrecht, ni a la otra decena o más de empresas brasileras inmiscuidas en prácticas de sobornos y lavado de dinero para políticos de izquierda.

La corrupción política a escala internacional fue promovida por el gobierno socialista de Brasil presidido por Lula y por su Ministra de Energía Dilma Rouseauff, que es actualmente la presidenta de Brasil; ellos ejecutaron un plan de corrupción a partir de la mayor empresa de Brasil: Petrobras.

La intención fue financiar las campañas políticas de las izquierdas en Brasil. Luego la tecnología delictiva se trasladó a las izquierdas latinoamericanas, a Inglaterra, a los EEUU y a África. Sin duda, destaca como empresa líder de las corruptelas, la constructora Odebrecht, pero son al menos 14 empresas brasileras más que aún falta investigar certeramente.

El mecanismo de conexión política entre la corrupción de la “Operação Lava Jato” (la operación lavado a presión u operación autolavado), se vincula muy estrechamente con el Foro de Sao Paulo.

¿Qué es el Foro de Sao Paulo? Es la nueva organización internacionalista, construida a iniciativa de Lula antes de ser presidente, y bajo la dirección estratégica del régimen cubano el “Caín de Latinoamérica”. La iniciativa prosperó tras la caída del mundo comunista. El Foro de Sao Paulo, con las tecnologías desarrolladas para robar a los estados, logró financiar las campañas políticas en nuestra Región continental, y le redituó porque conquistó el poder en 12 países. Además, aún falta investigar los dineros públicos sustraídos del Estado venezolano, malversado en sostener campañas políticas en países ajenos.

En la última reunión de partidos de izquierda afiliados al Foro de Sao Paulo, realizada en junio del 2016 en El Salvador, curiosamente en el documento final suscrito no se rechaza ni se repudia la corrupción engendrada al interior de sus organizaciones. Con gran hipocresía y cinismo solo se condena a los Estados Unidos porque los investiga y a todo organismos público o privado del continente que promueva investigación contra ellos: ¡Qué tal conciencia moral la de los zurdos!

Aquí ya empieza a brotar la pus de la corrupción en las izquierdas: políticos, partidos, gobiernos y, curiosamente, en organizaciones de prensa y círculos periodísticos. Pero, como la mejor defensa es el ataque, en lugar de declaraciones de perdón y arrepentimiento, aún se conducen con soberbia y arrogancia, acusando a otros, a sus enemigos ideológicos y haciéndose los desentendidos de sus propias culpas y vicios. La misma estrategia que los gobiernos cubano y venezolano, y el de Correa en Ecuador: silencio absoluto sobre todo lo que les comprometa, con censura de prensa o complicidad de ella, y por supuesto bastantes ataques e infundios contra el enemigo político.

Por eso extraña que en el Perú la persecución penal se oriente sólo contra funcionarios no vinculados a gobiernos ni a partidos de izquierdas. Dado que la culpabilidad penal, la información calificada y el debido discernimiento de responsabilidades, reposa instalado en la dimensión ideológica de las izquierdas partidarias y culturales.

Hay consecuencias políticas graves para nuestro sistema republicano, que ha demostrado inmensa vulnerabilidad. Por lo que la tragedia moral de la vida pública nacional, certero ataque demoledor de las izquierdas; nos debe convocar a trabajar por la Refundación Republicana, transformando el Estado, restaurándole las libertades representativas a la sociedad, restaurando la dignidad humana especialmente de quienes requieren atención supervisada: niños y madres, matrimonios y familias, y capitalización de los trabajadores asalariados.

De no hacerlo, o si demoramos en empezar; la otra opción es la senderista-MOVADEF, ofrecida desde los orígenes del terrorismo en los 90s: construir desde los escombros del antiguo régimen, la república de nueva democracia estilo pol-potiano.

Estamos convocados, por exigencia de nuestra supervivencia individual y social, cultural y patriótica, moral y religiosa.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 27 de enero de 2017, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 20 de enero de 2017

Cadena perpetua contra el general Morales Bermúdez - La Razón

Cadena perpetua contra el general Morales Bermúdez
Sergio Tapia

            No me sorprende que el proceso judicial instaurado en Italia contra el general Morales Bermúdez, hay concluido sentenciándolo a cadena perpetua.
Una vez más la justicia, tuerta por la ideología socialista y enceguecida por el odio de la subversión comunista, le cobra al ex-presidente del Perú Francisco Morales Bermúdez.

Las semblanzas que circulan del general, dan cuenta de sus altas calificaciones como estudiante escolar, cadete militar y oficial-alumno en diversas maestrías en el exterior. Su historia familiar lo entronca con la estela militar y la vida política, su bisabuelo fue combatiente en la Guerra del Pacífico, posteriormente perteneció a las filas políticas del héroe nacional Mariscal Cáceres, y fue presidente del Perú a finales del siglo XIX.

El mismo general Francisco Morales Bermúdez, fue ministro del entonces Ministerio de Hacienda y Comercio (hoy Economía y Finanzas), y lo fue en dos oportunidades: en democracia en 1968, durante el gobierno de Fernando Belaunde, y desde 1969 con el gobierno de facto de Velasco Alvarado.

Llama la atención que en el gobierno inaugural de Acción Popular, que se caracteriza por el activismo descollante de sus partidarios, fuese un militar en actividad, no partidarizado, el ministro seleccionado políticamente en temas de economía.

Fue presidente de la República de 1975 a julio de 1980, mediante un pronunciamiento de las Fuerzas Armadas, para reemplazar a Velasco Alvarado, debido a su deformado gobierno socialista. Durante la administración del general Francisco Morales Bermúdez, se allanaron los caminos para la restauración de las libertades políticas y electorales. Es un restaurador del sistema partidocrático, y el liquidador de la revolución socialista impuesta en el Perú por los comunistas y socialistas de múltiples agrupaciones marxistas. Este es su demérito para entender la sentencia italiana que avergonzará su sistema judicial. No es un militar de izquierda, no goza de los privilegios y fueros que las izquierdas globalizadas saben dispendiar a los suyos (como a Fidel Castro en Cuba, Juan Velasco en el Perú, los miles de terroristas beneficiados con rebajas de penas e indultos en nuestra Patria y Hugo Chávez en Venezuela).

Jurídicamente poco se puede analizar de una sentencia de la que sólo se han distribuido las 3 páginas que contienen las condenas. Los fundamentos serían puestos a conocimiento público en tres meses más.

Mientras tanto, hay que recordar que la extradición solicitada por Italia al Perú fue oportunamente desaprobada, el juicio es violatorio de principios como el de juez natural y juez competente por razón del territorio, y también viola el privilegio de la protección de las leyes penales del Estado peruano a sus ciudadanos, también sobre la prescripción de la acción penal.

Del lado contrario, los principios son la justicia universal suscitada por el destituido juez español Baltasar Garzón por la que cualquier juez ideologizado puede condenar a quien sea en este mundo; la aplicación inmisericorde del derecho penal del enemigo (ningún derecho ni piedad al enemigo ideológico del comunismo), y la deformante interpretación de los derechos humanos por los socialistas infiltrados en organismos internacionales. Desde esta suma de fatídicos errores, se explica esta sentencia.

Y, un factor más, durante el proceso se observó el gran interés de su promotor Raúl Fernando Séndic, actual vicepresidente de Uruguay, quien ha utilizado recursos estatales de su gobierno para influir en el sentido de la sentencia. Cabe recordar que él es un militante comunista, hijo del fundador del grupo terrorista Tupamaros del Uruguay; hoy es el vicepresidente de la nación uruguaya.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 20 de enero de 2017, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

La ilegitimidad política de PPK - La Razón

La ilegitimidad política de PPK
Sergio Tapia

            El más grave problema político-jurídico de gobiernos y regímenes es el de su legitimidad. La legitimidad puede ser de origen o de ejercicio.

La legitimidad de origen mira el cumplimiento de la formalidad en la sucesión de los gobiernos. Y, en esta perspectiva, la presidencia de PPK no ha sido cuestionada, aun cuando sus opositores hacen mayoría en el Congreso.

La legitimidad de ejercicio, es más importante, porque observa cómo se gobierna, qué fin o propósito tiene en miras la autoridad política. La legitimidad de ejercicio es de mayor importancia que la de origen, porque es la dimensión que pone en juego el fin de la sociedad y del estado, así como el bien común. Ponderar la legitimidad de ejercicio de PPK, en su primer semestre de presidente, lamentablemente no da resultados positivos.

Para explicarse qué ha venido sucediendo durante el primer semestre gubernamental de PPK, es necesario discernir como una causa remota su inclinación a las izquierdas, una vez obtenido los resultados favorables en la primera vuelta. No ha de olvidarse que PPK expresó al periodismo, el 11 de abril, su deseo de visitar en la cárcel al dirigente marxista Gregorio Santos, ese obstruyó una importante mega-inversión en minería en Cajamarca y que permanecía preso por corrupción como presidente regional. Al instalar su gobierno, PPK ha sido permisivo a las influencias de las izquierdas que regentan importantes ministerios.

Hay ausencia de legitimidad en las decisiones adoptadas por PPK y su consejo de ministros, porque ha legislado injustamente (y ha decidido ilegítimamente medidas de gestión ministerial) en materia de vida humana, noción de persona, fortalecimiento de la familia y promoción del matrimonio verdadero. Es un profundo error político de PPK en el ejercicio de su gobierno.

Frente al gobierno que se ilegítima por la medidas que adopta, se justifica la resistencia ciudadana. La Constitución denomina “insurgir”, lo que en castellano se dice sublevarse. Hay diversos grados de resistencia, exigir la derogación de los decretos y no acatar su cumplimiento, son las dos primeras expresiones de la resistencia. El primer grado de la resistencia ciudadana ya viene sucediendo, desde hace tres semanas, en Lima y provincias, mediante plantones, marchas, actos de oración públicos, exhibición de banderolas en puentes urbanos, etc.

El Congreso atento a la voz del pueblo ofendido, debe de intervenir y dejar sin efecto los decretos que imponen la visión de la ideología de género en el orden individual y social. El Congreso debe intervenir con prisa y sin pausa, frente a los decretos legislativos perversos

Salvaguardar el orden político-social del Perú es una exigencia ineludible de la representación popular mayoritaria que ostenta este Congreso de la República.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 13 de enero de 2017, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

viernes, 6 de enero de 2017

Es remediable la corrupción en la política - La Razón

Es remediable la corrupción en la política
Sergio Tapia

La partidocracia es sustituta de la democracia. Que, engendra connivencia, suscita subjetivismo, promociona intereses de grupo, abona la visión sectaria y predispone a imponer la injusticia. La partidocracia degrada porque prioriza el partido frente a la Nación, porque no promueve el bien común, porque inflama afán de poder y porque no está al servicio de la persona humana mediante las funciones de Estado. Ejemplo vil de partidocracia, en nuestros días, es la imposición de la ideología de género por el gobierno de PPK.

La partidocracia es estrechez mental; sólo ve, reconoce y censura la corrupción del oponente. Nunca la propia, ni la de los adláteres. Lo que socava las bases del orden político; caricaturiza y falsifica la democracia. Es ilegitimidad y delincuencia al gobernar, es mediocridad sin virtudes y es conducta pública maliciosa. Es servirse del poder.

Es indignante la deshonestidad de los políticos. Quienes nos perjudican con su mentira, inmoralidad y latrocinio. La deshonestidad campea en la política. La mentira es “la” conducta políticamente correcta. La inmoralidad es marca y sello en los políticos. Se apetece la política, para robar.

¿Hay que dar término a esta putrefacción de la política? Platón decía que la mediante la ley se educa al adulto. Recuperemos el valor de la ley para respetarla. Dar contenido a la ley para que tenga valor. Exigir que la ley consagre la realización del bien, y disponga que el mal sea evitado. La ley debe edificar al ciudadano por la virtud, y otorgar fuerza al político para que haga el bien y evite el mal.

Es indispensable exigir al político que discierna, sostenido por la ley natural y por la ley positiva legítima, para que elija con base en valores e ideales.

Cambiar la política, es cambiar el contenido de los políticos, dándoles sustancia a sus conciencias.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 6 de enero de 2017, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

sábado, 31 de diciembre de 2016

Género: Ideología o dictadura - La Razón

Género: Ideología o dictadura
Sergio Tapia
            Estas reflexiones las dedico en memoria del sacerdote Juan Claudio Sanahuja, recientemente fallecido el 23 de diciembre en Buenos Aires. Un prócer en materia de denuncias sobre los orígenes siniestros de la ideología de género. Publicó diversos libros, cuyos títulos revelan originales perspectivas de la novísima dictadura de género: “El gran desafío, la Cultura de la Vida contra la Cultura de la Muerte” (1995), “El desarrollo sustentable (2003), “¨Poder Global y Religión Universal” (2010, y 2016 edición post mortem), “El gran desafío” (2014). Asimismo fue promotor y editor del servicio de información, por vía electrónica, “Noticias Globales” desde 1998, dedicado al seguimiento y análisis de la gestación de los documentos que sobre género y en general la anti-vida elaboran los organismos internacionales, como la ONU y la OEA. Además, desde el 2001 editó “Notividas”, con similar contenido en relación a la producción legal y actuación política en la República Argentina.

El tema es de actualidad particular en el Perú, debido al inusitado empeño del presidente PPK, que con muy escasos meses de gobierno juega su estabilidad política y las condiciones de gobernabilidad. PPK lo apuesta todo, para imponer la ideología de género, mediante un plan educativo gestado desde hace años por el gobierno de su predecesor (el socialista Ollanta Humala).

Este afán de imponer a toda costa, de manera transversal en todo el currículo escolar, a los niños desde los 3 años de edad; revela la transformación de la ideología de género en dictadura político-cultural. Contra los artículos 1, 13 y 16 de la Constitución Política; PPK pretende dictar contenidos educacionales, tergiversando la sexualidad humana, contrariando la opinión de los padres de familia, el sentir mayoritario de la ciudadanía y la libertad de enseñanza de las instituciones educativas.

Las consecuencias son indeseables para la República, porque hiere sustancialmente la legitimidad del gobernante de turno. Además, de ser un peligro, pues, toda dictadura conlleva persecución y penalización en perjuicio de quienes se atrevan a disentir y resistir.

De otro lado, el género como clasificador de seres humanos, es una ideología. Porque es una múltiple equivocación: ontológica, antropológica, biológica, genética y moral. Es un error perversamente presentado como verdad. Igualito que el marxismo y el nazismo, ambas ideologías también.

Como toda ideología, es un reduccionismo de la verdad científica y de la comprensión metafísica de la realidad. Esto es la visión de género.

Parte de Europa experimentó la aplicación del cruel programa de transformaciones nazi, y lo penalizó universal e imprescriptiblemente. También el mundo ha sufrido –y algunos países aún lo sufren, entre ellos el Perú-, la inhumanidad de la imposición de la ideología comunista, que aún está a la espera de ser debida y convenientemente penalizada. Su demora se explica porque sus agentes aún controlan circuitos del poder mundial y nacional.

Ahora, el gobierno del presidente PPK se caracteriza, en sus inicios, por abanderar una revolución sexual. Lo que no estaba predicho, debido al perfil personal de PPK y a lo que prometió electoralmente.

Se predecía que la presidencia de PPK, obtendría rápida y eficazmente, la restauración del maltrecho aparato productivo multisectorial, estrepitosamente venido a menos gracias al gobierno socialista e incapaz de Ollanta Humala.

Pero, en economía la crisis sigue. Y, el gobierno le suma una conmoción socio-cultural con la ideología de género, aplicada dictatorialmente. ¿Y el Congreso, fiscalizador? De vacaciones, hasta marzo.

Publicado en el diario “La Razón”, Lima, viernes 30 de diciembre de 2016, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Género y babelismo - La Razón

Género y babelismo
Sergio Tapia

            ¿PPK dónde estás? Son varias semanas de reacciones y censuras del pueblo contra la reforma ideológica que impulsa la tecnocracia enquistada en el Ministerio de Educación. Se pretende introducir, inconstitucionalmente, la ideología de género en el currículo de todos los niveles de la educación escolar. La operación ideo-política presume que alterará la educación, desde los infantes de 3 años de edad hasta los adolescentes de 16 y 17 años.

            Esto es algo realmente insólito. Porque ha producido la primera crisis política grave al presidente PPK. Es agudamente grave -en términos de gobernabilidad y estabilidad- que le bajen un ministro de estado mediante el mecanismo demo-constitucional de la censura, a un gobierno que tiene menos de un semestre en el poder.

La situación producida acusa la poca sintonía y capacidad de corrección del presidente de la república como de su presidente del consejo de ministros. Quienes a lo largo de todo el proceso de la crisis ministerial del censurado Jaime Saavedra, no acertaron en ninguna de sus decisiones, ni se verificaron sus previsiones, las que fueron sistemáticamente desacertadas. Las declaraciones públicas, además de inoportunas, causaron autodemolición gubernamental.

            En el Perú se padece de acentuada incertidumbre en las definiciones y en los conceptos, que dan fundamento al Estado y a los derechos humanos o fundamentales. Esto pone en riesgo el orden social y político.

            Se viene produciendo ausencia de conocimientos, seguros y claros, en torno a lo que el artículo 1° de la Constitución señala como el fin supremo de la sociedad y del Estado: la persona humana.

Ya no se admite, por algunos, que las personas sean sexuadas por naturaleza (varón o mujer, y sin alternativa a otras inclinaciones; por razones antropológicas, biológicas y morales). Hay de los que insisten sobre la importancia de la orientación sexual, el apetito naturalmente ordenado o desordenado que eleva el accidente y el caso individual a dimensiones sustantivas. Otros agregan la idea, tan distante de la realidad, de no haber sexo en los seres humanos, sino género: masculino, femenino y la opción subjetiva de construirse.

No hay más que ensayar el sentido común, para darse cuenta de tanta barbaridad que se comete desde el ideologizado Ministerio de Educación, violador constitucional de la identidad personal, de la libertad de enseñanza y de las funciones estatales en materia educacional.

Diario La Razón, Lima, viernes 23 de diciembre de 2016, pág. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/

¿Censura a quién o a qué? - La Razón

¿Censura a quién o a qué?
Sergio Tapia

            El Ministro de Educación Jaime Saavedra fue censurado ayer. No es un acontecimiento antidemocrático. La Constitución luego de desarrollar la naturaleza y facultades del Poder Ejecutivo, ubica la institución de la censura ministerial a partir del artículo 132, el capítulo se titula “De las relaciones con el Poder Legislativo” (es decir, de las relaciones que tiene el Poder Ejecutivo).

            La censura es un mecanismo constitucional, es un pronunciamiento adoptado democráticamente, que requiere que el ministro a censurar sea previamente escuchado, exige debate político y que se adopte la decisión por una significativa mayoría de congresistas.

            Las izquierdas, hoy variopintas por táctica política, se han distribuido en los diferentes ámbitos político-partidarios, y están en el Poder Ejecutivo controlando los ministerios sociales y los de seguridad y defensa. Además, están en otros enclaves del Estado: en el Poder Judicial, en las fiscalías correspondientes, en el Consejo Nacional de la Magistratura. Componen su propia bancada en el Congreso, pero tienen agentes partícipes en el resto de las bancadas congresales. Las izquierdas en el Perú han demostrado que pueden mimetizarse en cualquier gobierno, y desde el poder intentar realizar su propia agenda revolucionaria.

            El Ministro de Educación Jaime Saavedra, censurado, es un agente de las izquierdas, signo vinculador de los gobiernos sucesivos de Ollanta Humala y de PPK, como Ministro de Educación de ambos. No es un profesional de la educación, entonces ¿cuál ha sido su “secreto” para ser Ministro de Educación en dos gobiernos sucesivos, y aparentemente presididos por individuos de signo ideológico tan contrarios como lo son Ollanta y PPK?

            La censura recae sobre la persona del ministro, es reprobación individual a Jaime Saavedra. Pero, en este caso, es desaprobación sustantiva de la intención de implementar la ideología de género en el ámbito de la educación nacional.

            Nosotros esperamos de los parlamentarios que, formularon ayer el voto de censura, avizoren las exigencias de nuestra realidad educativa nacional, y ejerzan el debido control político, para que cese la influencia nefasta de la ideología de género.

            Hoy se realizan dos movilizaciones ciudadanas, en Lima y Arequipa, y vendrán otras muchas más. Los padres de familias y la gente sensata abominan del Currículo Nacional de Educación Básica aprobado por el censurado ministro Saavedra, porque destila ideología de género. La censura no debe restringirse a la persona de Saavedra, sino a toda su obra ideologizadora en el Ministerio de Educación.

Publicado en el diario “La Razón”, viernes 16 de diciembre de 2016, p. 6


Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/